Cómo registrar una marca

La marca es uno de los principales activos intangibles de cualquier empresa, la cual nos diferencia del resto de competidores y nos da una exclusividad y originalidad con respecto a terceros.

Es imprescindible proteger nuestra marca realizando el registro de la misma en el organismo pertinente.

A nivel nacional, habremos de acudir para ello a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), realizando aquí los pasos y trámites que son precisos.

Primero: investigación previa

Obviamente, antes de registrar nuestra marca habremos de asegurarnos de que no existe otra marca similar ya registrada. Para ello, podemos acudir a la base de datos de TMView, entre otras.

También es preciso tener en cuenta que nuestra marca no debe ser parecida a otra registrada, ya que puede “generar confusión en el consumidor”.

Segundo: solicitud de registro

Las marcas pueden ser de tres tipos:

–          Denominativas (nombre)

–          Mixtas (nombre + logo)

–          Gráficas (sólo un logotipo)

La solicitud se puede hacer tanto en papel, recogiendo, rellenando y entregando los impresos de solicitud en la propia oficina de registro y pagando las correspondientes tasas, o bien de forma telemática, accediendo al siguiente enlace y realizando los pasos necesarios para poder realizar este trámite.

Tercero: Renovación del registro

Es fundamental que no se nos pase la fecha de validez del registro de nuestra marca, y solicitar la renovación del mismo presentando el impreso habilitado para tal efecto de forma presencial o  telemática, al igual que en el caso anterior.

Finalmente, es aconsejable comprobar periódicamente la no existencia de marcas registradas similares o parecidas a la nuestra, para en tal caso realizar las acciones pertinentes y exigir las responsabilidades que de ello se deriven.



Deja un comentario