CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

(Actualizado por la Reforma Laboral 2012)

Este tipo de contratos, ya existente antes, y tras las modificaciones que introduce la nueva Reforma Laboral,  se convierte en uno de los contratos más interesantes para el empresario, sobre todo cuando se cumplan los requisitos para poder aplicarse los incentivos económicos en costes de Seguridad Social.

Colectivo  
– Mayores de dieciséis años y menores de veinticinco, aunque podrán celebrarse con menores de treinta años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%.
–  Que carezcan de la cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo requerida para concertar un contrato en prácticas.

Duración  
– La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años, si bien mediante convenio colectivo podrá establecerse distintas duraciones del contrato, sin que la duración mínima pueda ser inferior a seis meses ni máxima de tres años.
–  El trabajador no podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa para la misma actividad laboral u ocupación objeto de la cualificación profesional asociada al contrato, pero si para una distinta.

Características
– El tiempo de trabajo efectivo, que podrá hacerse compatible con el tiempo dedicado a las actividades formativas, no podrá ser superior al 75% de la jornada durante el primer año, o al 85% durante el segundo y tercer año de la jornada máxima prevista en el convenio colectivo o, en su defecto, de la jornada máxima legal.
– No se podrán celebrar contratos para la formación y el aprendizaje cuando el puesto de trabajo correspondiente al contrato haya sido desempeñado con anterioridad por el trabajador en la misma empresa por el tiempo superior a doce meses.

Formación
– El trabajador deberá recibir la formación inherente al contrato para la formación y el aprendizaje directamente en un centro formativo de la red a que se refiere la disposición adicional quinta de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, previamente reconocido para ello por el Sistema Nacional de Empleo.
También podrá recibir dicha formación en la propia empresa cuando la misma dispusiera de las instalaciones y el personal adecuados a los efectos de la acreditación de la competencia o cualificación profesional, sin perjuicio de la necesidad, en su caso, de la realización de periodos de formación complementarios en los centros de la red mencionada.

Incentivos
– Contratos con desempleados inscritos en la oficina de empleo.
– Empresas de menos de 250 trabajadores, reducción(*) del 100% de las cuotas empresariales durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga.
– Empresas de 250 o más trabajadores, reducción(*) del 75% de las cuotas empresariales durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga.
– Si se transforman en indefinidos, cualquiera que se la fecha de celebración, tendrán derecho a una reducción(*) en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 1.500 euros/año, durante tres años. En el caso de mujeres, dicha reducción será de 1.800 euros/año.

(*) En cuanto a la reducción de cuotas empresariales, hay que tener en cuenta las exclusiones de la Ley 43/2006.

Salario
– La retribución del trabajador se fijara en proporción al tiempo de trabajo efectivo, de acuerdo con lo establecido en Convenio Colectivo sin que, en ningún caso, pueda ser inferior al SMI (641,40.-€) en proporción al tiempo trabajado.



Deja un comentario