Deducciones aplicables en la Declaración de la Renta 2016

Cuando presentamos la Declaración de la Renta, es un importante aliciente el poder contar con una serie de deducciones que nos permitan que el resultado de nuestra declaración sea negativo o a devolver, o en el caso de que sea positivo, que el coste o cuantía a ingresar sea el menor posible.

Las sucesivas reformas del IRPF han modificado e incluso eliminado algunas deducciones, pero todavía están vigentes algunas que pueden servir para aliviar la factura fiscal:

Maternidad por hijos menores de tres años

La deducción por maternidad es de 1.200 euros anuales para mujeres con hijos menores de tres años. Cuando se trata de una adopción o acogimiento no importa la edad del menor, pero solo se puede aplicar durante los tres años siguientes a la adopción. Esta deducción se puede percibir de forma anticipada a razón de 100 euros mensuales o bien en la declaración del IRPF.

Vivienda habitual (sólo para compras anteriores a 2013)

Esta deducción solo es aplicable para quienes compraron la vivienda con un préstamo hipotecario antes del 1 de enero de 2013. Pueden desgravarse hasta el 15% de los pagos de la hipoteca con un límite de 9.040 euros en la declaración individual, para alcanzar una deducción de 1.356 euros.

También se benefician de esta deducción quienes realizaron obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda finalizadas antes del 1 de enero de 2013.

Aportaciones a planes de pensiones

Si hemos sido previsores antes del 31 de diciembre, habremos realizado aportaciones a nuestro plan de pensiones para rebajar la base imponible de la declaración. El límite ahora está fijado en 8.000 euros o el 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas. De esta forma, podemos ahorrarnos un mínimo del 19% hasta el máximo del 45%, según las aportaciones realizadas.

La última reforma del IRPF, sin embargo, eliminó la reducción del 40% al rescatar el plan de pensiones de una vez, en forma de capital.

Inversión en empresas de nueva creación

Quienes hayan suscrito acciones o participaciones en empresas nuevas pueden deducirse como máximo 10.000 euros, que corresponden al 20% de la inversión realizada, que tiene fijado un límite en 50.000 euros anuales.

Cuotas sindicales y de colegios profesionales

Las cuotas anuales pagadas a los colegios profesionales permiten deducirnos hasta 500 euros como máximo. Para beneficiarse de esta desgravación, es requisito imprescindible que la colegiación sea obligatoria para ejercer la profesión.

De igual modo, las cuotas de afiliación a los sindicatos es otro gasto deducible que permite un ahorro en la cuota entre el 20 y el 35%, sin límite en la cantidad que se puede deducir. Las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos, sin embargo, dan derecho a una deducción del 20% de la cuota del IRPF, sobre una base máxima anual de 600 euros.

Aportaciones a ONG

Los donativos que se hacen a ONG son deducibles por lo que debemos comprobar si están incluidos en el borrador de la declaración. En la última reforma fiscal se incrementó esta deducción hasta el 75% para los primeros 150 euros donados y al 30% el resto. Si se han hecho donaciones periódicas durante tres años a la misma entidad, este porcentaje se eleva al 35%. El límite de esta deducción es el 10% de la base liquidable del impuesto.



2 comentarios

  • Raquel

    quisiera saber si por ser monoparental con un hijo se puede desgrabar o hay alguna ayuda en cuanto a la declaración de la renta. Gracias

    • Fisconlab

      Buenos días Raquel y muchas gracias por hacernos llegar su comentario.

      Para poder asesorarle acerca de nuestros servicios profesionales y poder estudiar más en profundidad y con detalle su caso particular, recuerde que puede contactarnos a través del teléfono y también en nuestro formulario web en https://www.fisconlab.com/contacto/.

      Estaremos encantados de atenderle y ofrecerle una solución ajustada y adecuada a su caso.

      Muchas gracias y un saludo.

Deja un comentario