Presupuestos Generales del Estado 2012: La empresa

El 30 de marzo el Consejo de Ministros da luz verde a los Presupuestos Generales del Estado para 2012. Pero ¿cómo afectarán estos cambios al tejido empresarial nacional?
Uno de los objetivos que persigue es incrementar los ingresos del Estado y para ello ha aprobado una modificación en las reducciones aplicables en el Impuesto de Sociedades y una regularización de capitales no declarados.

IMPUESTO DE SOCIEDADES

–    Se elimina la libertad de amortización para las grandes empresas. Sin embargo, para las pymes se mantendrá la libertad de amortización siempre y cuando vaya vinculada a la creación de empleo.
–    Los gastos financieros que excedan del 30% del resultado del ejercicio (un año) no serán deducibles. La medida tiene carácter indefinido.
Las deducciones no aplicadas por exceder este límite podrán hacerse efectivas en los ejercicios siguientes hasta el máximo de dieciocho años.
No serán deducibles los gastos financieros derivados de la compra de participaciones de entidades de un mismo grupo, salvo que la entidad justifique motivos económicos para la compra de estas participaciones.
–    Como nueva obligación tributaria, para grandes empresas con un resultado contable superior a los 20 millones de euros, se establece un pago fraccionado mínimo. La medida solo afecta a 2012 y 2013.
Tipos aplicables:

  • Del 8% del resultado de su cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Del 4% si el 85% de sus ingresos corresponden a rentas exentas o dividendos con derecho a deducción por doble imposición.

Antes del 20 de abril de este año se debe realizar el próximo pago fraccionado al que se aplicará un tipo del 4% sobre resultado contable.
–    Disminuye el límite de deducciones aplicables del 35% al 25%, donde se incluye la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios.
Por otro lado, para los casos en los que la deducción por actividades de I+D supere el 10% de la cuota, el actual límite se reducirá del 60% al 50%. Estas medidas sólo afectan a 2012 y 2013.

AFLORAMIENTO DE CAPITALES NO DECLARADOS

Además, para aquellos que obtengan participaciones en beneficios o dividendos de empresas extranjeras domiciliadas en países de reducida tributación podrán poner al día su situación mediante el pago de un gravamen del 8%.

Se dará la posibilidad a aquellas personas que tengan capitales no declarados de regularizar su situación. El procedimiento a seguir será el siguiente:
Hasta el 30 de noviembre podrán presentar una declaración confidencial sobre estos capitales y, a cambio del pago de un 10% del total del valor de los mismos, su situación se regularizará.



Deja un comentario