QUÉ ES EL MODELO 145 DEL IRPF

El modelo 145, es aquel  en que los trabajadores comunican a la empresa (pagador) los datos necesarios para que ésta pueda practicar de forma correcta las correspondientes retenciones en concepto del IRPF.

Fundamentalmente, los datos a comunicar a la empresa son aquellos que se refieren a la situación personal y familiar del perceptor, incluida la relativa a la obligación de satisfacer pensiones compensatorias al cónyuge o anualidades por alimentos (fijadas ambas por decisión judicial), así como la circunstancia de estar destinando cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena por las que vaya a tener derecho a deducción por inversión en vivienda habitual, etc.

Así pues, la empresa a inicio de cada año y previo al comienzo de la relación laboral con el trabajador, deberá conocer mediante este modelo:

  • Situación familiar (soltero, viudo, divorciado, casado, con hijos, etc.).
  • Grado de discapacidad.
  • Movilidad geográfica, si el trabajador se encontraba desempleado y para ocupar dicho puesto ha trasladado su residencia habitual.
  • Prolongación de la actividad laboral, una vez cumplidos los 65 años.
  • Si satisface una pensión compensatoria a favor del cónyuge por orden judicial.
  • Si satisface anualidades por alimentos a favor de los hijos por orden judicial.
  • Si destina cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena por las que vaya a tener derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual.

No obstante lo anterior y siempre y cuando estos datos comunicados no sufran variaciones, no será necesario reiterar esta presentación de modelo cada año.

Si el trabajador no presenta este modelo firmado o no quiere revelar su situación familiar y personal o económica, la empresa deberá retener considerando la situación menos favorable (situación familiar 3: sin discapacidad, sin hijos, sin ascendientes…).

Situaciones familiares

Situación 1

Soltero/a, viudo/a, divorciado/a o separado/a legalmente, con hijos solteros menores de 18 años o incapacitados judicialmente que convivan exclusivamente con el perceptor, sin convivir también con el otro progenitor, siempre que proceda consignar al menos un hijo o descendiente en el apartado “Ascendientes y Descendientes”.

Situación 2

Perceptor casado y no separado legalmente cuyo cónyuge no obtenga rentas superiores a 1.500 euros anuales, excluidas las exentas.

Situación 3

Perceptor cuya situación familiar es distinta de las dos anteriores (solteros sin hijos, casados cuyo cónyuge obtiene rentas superiores a 1500 euros anuales, excluidas las exentas, etc.).También se marcará esta casilla cuando el perceptor no desee manifestar su situación familiar.

La empresa (pagador) conservará para su previsible aportación a petición de la Administración Tributaria, tanto los modelos 145 correspondientes a sus trabajadores, como aquella documentación adicional referente a los mismos que le haya sido facilitada.

Si se producen variaciones en los datos que supongan un menor tipo de retención, habrán de ser comunicadas al pagador para proceder a su regularización, y surtirán efectos a partir de la fecha de comunicación de tales circunstancias, siempre y cuando resten al menos 5 días para la confección de las correspondientes nóminas.

Por el contrario, si las variaciones en los datos suponen un mayor tipo de retención, el plazo para la comunicación al pagador de tal variación es de 10 días desde que se produjeron tales circunstancias y se tendrán en cuenta en la primera nómina que se confeccione con posterioridad a esta comunicación.

No olvidéis comentar y compartir esta publicación en el caso de que os haya resultado de interés.

Saludos!!.



Deja un comentario