RECORDANDO UNA BONIFICACIÓN INTERESANTE PARA EL EMPRESARIO

El 8 de julio de 2012 entra en vigor la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, donde se introducen bonificaciones por nuevas altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos, con el objetivo de apoyar a PYMES y autónomos.

Hasta la fecha, el cónyuge y los parientes colaboradores del trabajador autónomo estaban obligados a cursar su alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia y, por tanto, a cotizar en los mismos términos que el autónomo con el que iban a colaborar de forma habitual.

A partir de la publicación de esta Ley, el cónyuge, pareja de hecho y familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción, que se incorporen como nuevas altas al Régimen Especial de Autónomos, y colaboren con ellos mediante la realización de trabajos en la actividad de que se trate, tendrán derecho a una bonificación durante los 18 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, equivalente al 50% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo correspondiente de cotización vigente en cada momento en el Régimen Especial de trabajo por cuenta propia que corresponda.

Con la publicación de esta nueva bonificación destaca la inclusión de la figura de la pareja de hecho como una de las personas que se pueden beneficiar de ella, habiendo concretado la Ley que, a estos efectos, se considerará pareja de hecho a:

– La constituida, con análoga relación de afectividad a la conyugal, entre dos personas que no se hallan impedidos para contraer matrimonio ni tienen vínculo matrimonial con otra persona y,
– Acrediten mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años.

La existencia de pareja de hecho se acreditará mediante certificación de la inscripción en alguno de los registros específicos existentes en las comunidades autónomas o ayuntamientos del lugar de residencia o mediante documento público en el que conste la constitución de dicha pareja.

En las Comunidades Autónomas con Derecho Civil propio, cumpliéndose citado requisito de convivencia, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se llevará a cabo conforme a lo que establezca su legislación específica.



Deja un comentario