Se eliminan las Licencias de Apertura para los Pequeños Comercios

La estructura comercial española se caracteriza por una mayoritaria presencia de pequeñas y medianas empresas, expuestas, por su mayor vulnerabilidad, a los efectos de la actual crisis económica que se ha reflejado en un importante descenso de las cifras de ventas y cierre de establecimientos comerciales.

En este contexto es más necesario que nunca, por un lado, reducir las cargas administrativas que dificultan el comercio y, por otro, dinamizar el sector permitiendo un régimen más flexible de aperturas.

El comercio minorista tiene un importante papel dinamizador de la actividad económica y del empleo y, por ello, para favorecer la recuperación económica en el actual contexto resulta fundamental la adopción de medidas que faciliten la actividad y eliminen obstáculos que impiden el desarrollo de la iniciativa empresarial en este ámbito.

El sábado 26 de mayo se publicó el Real Decreto-ley 19/2012, de 25 de mayo, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, con el que se eliminan las licencias previas a la apertura. Concretamente, la norma está dirigida a empresas del sector comercial minorista, establecimientos comerciales de hasta 300 metros cuadrados, que desarrollen determinados servicios o actividades (concretadas en el Anexo que incorpora el Real Decreto), con establecimiento permanente en cualquier parte del territorio nacional.

En su lugar se establece el siguiente procedimiento: en adelante quien esté interesado en abrir un establecimiento comercial podrá hacerlo inmediatamente, tras realizar una comunicación previa o declaración responsable (art. 4 del Real Decreto) ante el ayuntamiento, cumplir los requisitos exigidos para acondicionar el local y pagar los impuestos requeridos. Posteriormente, los técnicos municipales comprobarán que la documentación presentada es correcta, a fin de verificar el cumplimiento estricto de la legalidad administrativa, sin mermar los controles administrativos de comprobación, inspección y sanción.

El Estado, mediante desarrollo reglamentario, y las Comunidades Autónomas podrán ampliar el catálogo de actividades incluidas en la norma así como el umbral de superficie. Estas últimas podrán ampliar, asimismo, el catálogo de obras que no precisen licencia.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la presentación de la nueva normativa añadió que la medida, en principio, está pensada para establecimientos de menos de 300 metros cuadrados, pero el Gobierno estará muy pendiente de su funcionamiento para poder ampliar a locales mayores y a otras actividades actualmente no previstas en el Real Decreto.



Deja un comentario