Siete claves que hacen verdaderamente importante un balance de comprobación

En el balance de comprobación se reflejan todas las cuentas contables de la empresa y se indica, para cada una de ellas, la suma de todas las anotaciones que tienen tanto el Debe como el Haber. Por tanto, agrupa los saldos de todas las cuentas que hayan funcionado durante un periodo considerado.

Una de las primeras cosas o elementos que se tienen en cuenta a la hora de realizar una auditoria es la aportación de este balance contable, y esto es fundamentalmente debido a estas siete claves:

Facilita la visualización del total de los débitos y del total de los créditos

Con el balance de sumas y saldos se tiene un resumen básico del estado financiero y las operaciones realizadas en el periodo que esté bajo estudio.

Ratifica que no existen errores en la contabilidad y asientos descuadrados

Con la obtención del balance de comprobación, no finaliza la tarea de la revisión. Este es solo una guía que nos puede indicar errores en aquellas cuentas con saldo contrario a su naturaleza, pero es imprescindible usarlo en combinación con los libros mayores de las cuentas, ya que, por ejemplo, un cliente puede tener saldo acreedor por un abono pendiente, un proveedor saldo deudor por abonos pendientes, y realmente el abono estar pendiente. También puede existir una cuenta bancaria en negativo, pero ser el saldo correcto al estar la cuenta en descubierto. También es posible que el balance de sumas y saldos sea correcto, pero existan errores por equivocaciones en las cuentas de contabilización; por ejemplo, si se comente un error en un dígito, se puede contabilizar un pago o un cobro a la cuenta de otro proveedor o cliente.

Verifica que los saldos deudores suman lo que los saldos acreedores

Esto es algo que si utilizamos un buen programa contable sucederá siempre, ya que no nos permitirá grabar asientos descuadrados.

Facilitan el proceso analítico

Ya que se puede ver toda la estructura de cuentas contables de la empresa. Esto puede ser de gran utilidad de cara a desarrollar el plan contable de la empresa. El balance de comprobación es una excelente herramienta que permite ver si el plan contable de la empresa está bien desarrollado.

Preparación del pool bancario

Si se seleccionan solo las cuentas del pasivo bancario, podemos utilizar estos datos para preparar el pool bancario tan demandado por las entidades financieras cuando se solicita financiación.

Preparación de estadísticas del INE

Todos aquellos que han tenido que cumplimentar determinadas estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, habrán recurrido a un balance de sumas y saldos para obtener parte de la información requerida. En este sentido, también puede ser interesante desglosar contablemente partidas sobre las que sepamos que vamos a tener que informar en las estadísticas del INE.

Facilita la revisión del inmovilizado de cara al cálculo de las amortizaciones

De cara al cálculo de las amortizaciones, nos permite ver las nuevas cuentas de inmovilizado del periodo considerado sobre las que calcular las amortizaciones.

El balance de sumas y saldos o de comprobación es pues imprescindible para cualquier profesional de la contabilidad, no solo como herramienta de revisión y control, sino que su utilidad va mucho más allá, siendo además una excelente herramienta de análisis.



Deja un comentario