TRADE O TRABAJADOR AUTÓNOMO ECONÓMICAMENTE DEPENDIENTE

Hoy queremos daros a conocer una figura todavía poco conocida en el sector laboral, el TRADE o Trabajador autónomo económicamente dependiente.

Se considera TRADE a la persona física que realiza una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para un cliente del que percibe, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo.

Esta figura nace evitar la frecuente simulación contractual conocida como “falso autónomo”, consistente en la contratación de una persona bajo la apariencia de un contrato civil o mercantil, para realizar un trabajo con las características propias de una contratación laboral (ajenidad y dependencia), que obligaba al prestador a darse de alta y cotizar en el RETA, y eludía la aplicación de las normas laborales y de seguridad social.

Para ser considerado como tal se deben cumplir los siguientes requisitos:
•    No tener trabajadores a cargo o subcontratar a terceros.
•    Disponer de medios propios para el desempeño de su actividad.
•    No someterse al poder organizativo del cliente.
•    Asumir el riesgo y ventura de su actividad, percibiendo por ella la contraprestación económica pactada en función de su resultado.

El contrato entre el TRADE y el cliente se formalizará siempre por escrito y en él deberán constar los siguientes datos:
a) Identificación de las partes que lo conciertan.
b) Objeto y causa del contrato.
c) El régimen de la interrupción anual de la actividad, del descanso semanal y de los festivos, así como la duración máxima de la jornada de la actividad.
d) Deberá hacerse constar expresamente la condición de TRADE.
e) La actividad del trabajador autónomo económicamente dependiente no se ejecutará de manera indiferenciada con los trabajadores que presten sus servicios bajo cualquier modalidad de contratación laboral por cuenta del cliente.
f) La actividad se desarrollará con criterios organizativos propios.
g) Se incluirá una declaración de que los ingresos representarán, al menos, un 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo.
h) Que no tiene a su cargo trabajadores por cuenta ajena.
f) Que no va a contratar ni subcontratar a terceros parte o toda la actividad contratada.
i) Que dispone de infraestructura productiva y material propios, necesarios para el ejercicio de la actividad e independientes de los de su cliente.
j) Que comunicará por escrito a su cliente las variaciones en la condición de dependiente económicamente que se produzcan durante la vigencia del contrato.
k) Que no es titular de establecimientos o locales comerciales e industriales y de oficinas y despachos abiertos al público.
l) Que no ejerce profesión conjuntamente con otros profesionales en régimen societario o bajo cualquier otra fórmula jurídica admitida en derecho.

En el contrato también se podrán incluir los siguientes datos, si se estima oportuno:
a) Fecha de comienzo y duración de la vigencia del contrato y de las respectivas prestaciones.
b) La duración del preaviso con que el trabajador autónomo económicamente dependiente o el cliente han de comunicar a la otra parte su desistimiento o voluntad de extinguir el contrato respectivamente.
c) La cuantía de la indemnización.
d) La manera en que las partes mejorarán la efectividad de la prevención de riesgos laborales.

El TRADE deberá registrar el contrato en el plazo de 10 días hábiles siguientes a su firma y comunicárselo al cliente en el plazo de 5 días hábiles siguientes al mismo.
En el caso de que transcurran 15 días hábiles sin que se haya producido dicha comunicación, será el cliente quién deba registrar el contrato en el Servicio Público de Empleo Estatal en un nuevo plazo de 10 días hábiles, siguientes a los ya quince transcurridos.

El cliente debe notificar una serie de datos sobre la nueva contratación a los representantes de sus trabajadores en un plazo no superior a 10 días hábiles:
a) Identidad del trabajador autónomo.
b) Objeto del contrato.
c) Lugar de ejecución.
d) Fecha de comienzo y duración del contrato.

Puede ampliar esta información en el Real Decreto 197/2009, de 23 de febrero, por el que se desarrolla el Estatuto del Trabajo Autónomo en materia de contrato del trabajador autónomo económicamente dependiente.



Deja un comentario