¿Y CÓMO APLICO EL IVA A PARTIR DEL 1 DE SEPTIEMBRE?

Como ya hemos referido anteriormente, el 1 de septiembre entra en vigor la subida del IVA con los nuevos tipos y los cambios en las actividades sujetas a cada tipo.
En relación a esta subida, recientemente, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, advierte de que el Gobierno vigilará que en los recibos que las empresas emitan a partir del 1 septiembre por consumos realizados antes de esa fecha no se caiga en la “tentación” de aplicar el nuevo aumento del IVA. Así lo afirmó en una entrevista a Europa Press:

Decimos abiertamente que quienes tengan la tentación de caer en un tipo de prácticas aprovechándose de una subida del IVA para repercutir ese aumento en consumos que se hayan hecho con anterioridad al 1 de septiembre, que es cuando entra en vigor, tendrán que asumir las consecuencias de esa conducta, que es absolutamente reprobable

Pero hay que tener en cuenta la existencia de una serie de casos particulares que pueden originar cierta confusión sobre si debemos aplicar los viejos tipos o los nuevos y, entendemos que en las declaraciones realizadas por Soria se han tenido en cuenta.

Como todo empresario sabe, el devengo del impuesto se genera cuando se presta el servicio o se pone a disposición del cliente el producto, pero no en el momento del pago. Eso significa que si se factura en agosto, porque el servicio se ha prestado o se ha entregado la mercancía con anterioridad a la fecha de la facturación, se aplicará el IVA anterior a la subida con independencia de que luego se pague después del 1 de septiembre.

Atendamos ahora a casos excepcionales:

  • Operaciones de tracto sucesivo: se trata de operaciones que se realizan de manera periódica y continuada. En estos casos se aplica el tipo de IVA que está en vigor en el momento en el que se emite la factura, aunque los servicios se hayan prestado con  anterioridad. Por tanto, si los servicios se prestan en agosto y la factura se emite en septiembre se aplicará el nuevo IVA.
    Para atender a las indicaciones dadas por el ministro, lo que las empresas pueden hacer es emitir estas facturas con fecha anterior al 1 de septiembre.
  • Anticipos: en este caso el impuesto se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes percibidos. Por tanto a los pagos anticipados que se produzcan antes del 1 de septiembre se les aplicará el tipo antiguo, previa emisión de la factura correspondiente (por ejemplo, en el caso de los anticipos para la compra de coches).
  • Pago a cuenta o reservas: El pago a cuenta no se realiza en el momento en el que se emite la factura, por tanto si se emitiese posteriormente a la subida del IVA se le aplicaría el tipo nuevo, con independencia de que se hubiesen realizado otros pagos a cuenta destinados a la obtención el mismo producto o servicio de forma anterior al 1 de septiembre.


Deja un comentario